Un ejemplo de vocación y servicio generoso

En medio de la difícil situación sanitaria provocada por el Coronavirus, y frente a la suspensión de clases, tanto en el CAI como en la Casa del Niño Amanecer trabajaron esta semana para que los chicos no se quedaran sin su almuerzo. Los equipos de ambas instituciones entregaron viandas para los chicos y con la ayuda del Padre Jaime, el Padre Pancho y algunos chicos de Levantate y Camina, prepararon bolsas con alimentos para cada alumno para los días que vienen de aislamiento obligatorio.


También se han puesto en contacto con los padres “de riesgo” para organizar con ellos cómo hacerles llegar la comida.


Se formaron colas de hasta una cuadra y el personal de ambas instituciones atendió a cada uno, con mucho amor.


Se entregaron: 223 Bolsas en el apoyo escolar primario, 131 bolsas en el jardín de infantes (Casa del Niño Amanecer), 173 bolsas en el apoyo escolar secundario (CAÍ San Juan Bautista) y 27 bolsas para personas del barrio.


Un reconocimiento especial a todos los que pusieron el cuerpo, su trabajo y una sonrisa, exponiéndose por el bien de los chicos.


Gracias a todos por su compromiso y servicio!!!




76 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo